Limites en la infancia. "Son el mapa que los guiará por la vida"

Actualizado: 10 ene 2021

Los límites son pautas formativas hacia nuestros hijos, en donde se estipulan las normas que deberán seguir y definen las conductas esperadas en los contextos diarios durante la infancia. Esto controlará sus impulsos, formará la estructura de su personalidad y para tomar decisiones responsables y coherentes durante su vida.


Todas las sociedades requieren de normas y la familia es el foco de la sociedad, en donde se aprende a seguirlas para una sana convivencia. Tu hijo será feliz si se siente protegido y seguro, para ello, requiere de límites y reglas para saber que hacer y cómo hacerlo.


¿Qué tipo de normas? Todas las que sean importantes para tu familia. Horarios de levantarse, de comidas, de sueño, de juego, comportamientos, higiene, etc.

Sin embargo es importante que las normas sean realistas, claras, consistentes y coherentes.


Si los niños no tienen límites se frustran, se vuelven impulsivos, caprichosos, intolerantes y no reconocen a otra persona como semejante, lo que produce problemas de conducta, con falta de control y riesgo elevado de enfermedades mentales en el futuro.


Tip:

¿Cómo establecer los límites?


1. Es importante definir los límites que son importantes para ti y tu familia.

Ej. Horarios de comida, de sueño, de levantarse, de ver aparatos electrónicos, rutina de la tarde, comportamientos adecuados, etc.


2. Explicar las normas de acuerdo a su edad.

Darles una orden sin una explicación no les genera interés y no entienden porqué deben seguirla. Al entender la razón les produce tranquilidad y será más fácil que la acaten.

Ej. Recoge tu habitación para que tengas espacio para jugar en un rato.

Solo se permite 30 minutos de videojuegos al día para que tengas tiempo de leer y hacer otras actividades.


3. Debemos ser concretos y decisivos. Si es una norma, no se puede romper ni hoy, ni mañana.

Ej. La hora de dormir es a las 8pm, aunque no este cansado se deberá cumplir con la norma. Necesita dormir a su hora diario para ser feliz y no estar cansado. Si rompemos en “ocasiones” la norma, deja de ser norma y se vuelve una lucha de poder entre tu hijo y tú.


4. Evita gritar.

Los niños no responden bien cuando gritamos o estamos enojados. Debemos controlar nuestras emociones y explicarles de manera positiva y tranquila. Cuando estamos enojados regañamos y gritamos, es importante calmarse y luego platicar con los hijos.

OJO: no gritar no significa no ser decisivo y firme cuando no esta permitido.

Ej. No le digas cállate. Dile habla más bajito y así te puedo entender mejor.


5. Dar opciones para que sientan “libertad”.

Ej. Debes comer verdura, ¿quieres comer brócoli o espinaca?

Es hora de vestirse, ¿Quieres la playera verde o la roja?

Ese maquillaje es para mí y no debes jugar con él, mejor vamos por tu juguete y jugamos juntos.


6. Los límites varían de acuerdo a la edad de tu hijo

Un niño de 3 años no deberá dormir a la misma hora que uno de 9, ni comer lo mismo y no tienen las mismas responsabilidades ni las mismas funciones dentro del núcleo familiar.


7. Enunciar de manera positiva, no con regaños

Ej. Habla en voz baja porque estamos en la biblioteca en lugar de no grites. Es un enunciado positivo, en lugar de negativo.


Para terminar quiero decirte que lo haces lo mejor que puedes, vas por muy buen camino. Juntas lograremos mucho.


#pediatria #límites #salud


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo